miércoles, 26 de febrero de 2014

Cambios

Cuando éramos pequeños todo iba más despacio
Te solías sentar con el mismo compañero en clase durante todo el curso,hacías las mismas actividades con todos ellos,etc...y más adelante te  ibas aclimatando a los cambios que surgían a tu alrededor o que tú mismo buscabas
Sin embargo ahora la cosa cambia, nuestros hijos están acostumbrados al cambio,rotan de mesa en el colegio,por lo que se acostumbran a relacionarse con todos sus compañeros, hay asignaturas alternativas con lo que con unos hacen unas cosas y con otros otras,y luego se cuentan la película de asignatura como cada uno lo ha entendido, que esa es otra...
Por ejemplo el otro día me dijo que él no quería hacer la comuníón.
Me extrañó porque en casa no hablamos de religión ni para bien ni para mal.
De hecho, si él en algún momento dice que quiere estudiar religión,la estudiará.
Le pregunté el motivo y me dijo que porque le habían dicho sus compañeros que dan religión, que eso de hacer la comunión era un rollo.
Yo le pregunté que en qué consistía y no me lo supo decir, así, que vete a saber qué le contaron los que dan religión...

En fin...creo que está bien que se adapten a los cambios,porque la vida en sí misma es puro cambio y cuanto antes lo aprendan mejor les irá,pero aún así,no dejo de preguntarme si a veces no les exigimos un poco más de lo normal en su edad

Y que conste que yo soy la primera que le digo que hay que adaptarse, que hay que mirar siempre lo positivo,que si quieres algo lo tienes que intentar buscar tú,etc...pero aún así, a veces le miro y digo, pero si acaba de cumplir los seis y practicamente desde que nacen están acostumbrados a adaptarse,adaptarse a los horarios de trabajo, a que un día lo recoge mamá, otro papà, otro la yayi y otro la tía que toque en ese momento,adaptarse a un grupo distinto según la extraescolar que tenga, adaptarse a cada cambio que tiene en clase,etc...y lo hacen genial y pienso que aunque tiene que ser así, también tenemos que aprender a valorar eso en ellos y agradecérselo, porque con esa adaptación que ellos lo hacen con toda naturalidad, a nosotros nos facilitan el día a día y nos dejan tranquilos sabiendo que se van a enfrentar a un mundo totalmente distinto al nuestro y que lo van a saber hacer estupendamente.

Y una vez más tengo que dar gracias a la profesora que tenemos, que entre muchas otras cosas le ha enseñado  que "porque sí" no vale y "porque no"tampoco y que tiene que buscar una explicación lógica si quiere conseguir algo...y no os preocupèis, que si quiere la encontrará...aunque tenga que estar pensando horas y horas...porque cansino es un rato largo también...

Nosotros crecimos en ese sentido demasiado acomodados,por lo menos la mayoría de nosotros,y luego es peor adaptarse a los cambios, o nos cuesta más

...y os dejo con la última canción que me encanta....


Yoli

3 comentarios:

alcorze dijo...

Muy buena reflexión. En la EGB tuve, prácticamente durante todos aquellos años los mismos compañeros de clase y de pupitrem en cambio ahora están mucho más adaptados.

Aran dijo...

Sí que parece una buena profesora, enhorabuena.
Sabía que separaban a los gemelos/mellizos, pero no que los cambiaban de pupitres. Curioso.
Un besazo

Mandarica dijo...

A veces también pienso que ahora a los niños se les hace crecer muy rápido. Por cierto, me encanta esa canción. Biquiños!